Aras de los Olmos se enmarca en una Reserva Starlight
Aras de los Olmos se enmarca en una Reserva Starlight
Aras de los Olmos se enmarca en una Reserva Starlight
Aras de los Olmos se enmarca en una Reserva Starlight

Aras de los Olmos se enmarca en una Reserva Starlight

Una Reserva Starlight es un lugar natural protegido de gran importancia para el mundo de la astronomía gracias al compromiso por el acceso a la luz de las estrellas y la defensa de la calidad del cielo nocturno, que lo convierte en uno de los más limpios de España, y libre de contaminaciones lumínicas.

El lugar seleccionado para emplazar el observatorio es una meseta a 1300 m de altura sobre el nivel del mar, con un desnivel de más de trescientos metros sobre el terreno que la rodea y suficientemente alejada de cursos fluviales. Estas condiciones orográficas del emplazamiento, unidas a su clima con importantes características de continentalidad, proporcionan la estabilidad atmosférica necesaria para la observación astronómica.

Cuenta con el certificado entregado por la Fundación Starlight que asegura una calidad de cielo máxima para cualquier tipo de actividades de esta índole y representa un espacio natural protegido en donde se establece un compromiso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas. Tiene como función la preservación de la calidad del cielo nocturno y de los diferentes valores asociados, ya sean culturales, científicos, astronómicos, paisajísticos o naturales.

La Reserva Starlight tiene varias zonas:

Zonas núcleo o de exclusión: Es donde se mantienen intactas las condiciones de iluminación natural y nitidez del cielo nocturno. En nuestro caso, la muela de Santa Catalina.

Zonas de protección: Se sitúa alrededor de la zona núcleo y sirve para amortiguar los efectos adversos relativos a la contaminación lumínica y atmosférica que puedan afectar.

Zona de ámbito general: Es un área fuera de la Reserva pero próxima y donde por tanto se deberían aplicar criterios de iluminación inteligente y responsable para resguardar la calidad del cielo nocturno.